lainformacion.comPaternidad

Practicopedia > Categorías > Paternidad > Embarazo > Cómo calcular la fecha del parto

Cómo calcular la fecha del parto

Aplica la regla de Nagele

fechaparto01_0.jpg
Mujer embarazada. FOTO: Thinkstock

28/06/2011 por: Lunares

Podrás saber aproximadamente cuándo cogerás a tu bebé en brazos aplicando esta sencilla regla matemática.

  1. 1 Regla de Nagele.

    Determinar el día concreto en que nacerá tu bebé es algo prácticamente imposible, siempre se habla de la semana aproximada, ya que la edad exacta del feto se calcula desde el momento justo de la concepción, es decir cuando el óvulo es fecundado por los espermatozoides. Al ser un proceso biológico que se produce dentro del cuerpo de la mujer es complicado averiguarlo, ni siquiera tiene porque coincidir con el día o momento en el que se mantuvieron relaciones sexuales, ya que los espermatozoides tardan un tiempo variable en hacer el recorrido hasta lograr la fecundación.
    Por eso, para calcular la fecha aproximada en que podrás tener a tu pequeño en brazos debes utilizar la denominada Regla de Nagele.

    Para ello tienes que apuntar cuál fue el primer día de tu última menstruación. Ahora súmale siete días. (Con esto sabrás el día, pero recuerda que es orientativo puede oscilar arriba o abajo). Al resultado réstale tres meses y obtendrás el mes de parto. Vamos a poner un ejemplo: Si tu primer día de menstruación fue el 10 de marzo, la fecha probable del parto será el día 17 (10 + 7) y diciembre (al restarle tres meses) el mes.

  2. 2 ¿Y si se produce en febrero?

    Dado que el segundo mes del año es más corto (28 días o 29 si es bisiesto) hay que tenerlo en cuenta al aplicar la regla anterior. Si febrero está incluido en el periodo de embarazo deberás sumar 10 días en vez de 7 a tu primer día de menstruación. Vamos a verlo. Imagina que tu último periodo ha sido el 10 de junio de 2011. La fecha probable será el 20 (10+10) de marzo (menos tres meses) de 2012.

  3. 3 Las ecografías también ayudan.

    Otra fórmula para saber la fecha de parto es observar el desarrollo y crecimiento del feto dentro del útero materno. Esto se puede comprobar a través de las ecografías. Por ejemplo, el bebé se moverá dentro de tu barriguita si eres madre primeriza aproximadamente al quinto mes (22 semanas) y al cuarto si ya has tenido otros partos. Podrás oír el latido de su corazón un poco antes del mes y medio (sexta semana) y pasados los tres meses (14 semanas) sabrás su sexo, ya que los órganos genitales estarán prácticamente desarrollados. También el tamaño de tu útero es un indicativo. Crecerá unos cuatro centímetros por mes llegando a los 32 al término del embarazo.

  4. 4 ¿Qué puede adelantar el parto?

    Aunque no ha ninguna teoría científica al respecto, sí está comprobado que hay algunos factores que pueden provocar que des a luz antes de tiempo y que tienen que ver tanto contigo como con el bebé que esperas. Así si anteriormente has sufrido un aborto o has tenido otro parto prematuro eres más propensa a que te ocurra de nuevo. Los aspectos emocionales también influyen muchísimo. Tener un ritmo de vida muy estresante y con sobresaltos o recibir una mala noticia puede variar el ritmo del embarazo igual que ocurre con el ciclo menstrual.
    La genética juega sin duda un papel importante. Del mismo modo que madres, hijas y hermanas pueden ovular al mismo tiempo, si alguna de las mujeres de tu familia tiende a los partos prematuros, puede que a ti también te ocurra.
    Por último, algunas hipótesis señalan que es el propio bebé quien marca la fecha de su nacimiento cuando se siente listo para abandonar el útero. Lo logra a través de la liberación de una serie de hormonas que provocan el comienzo de las contracciones.

  5. 5 Situaciones en las que puede retrasarse.

    Igual que hay niños que nacen de forma prematura también están los que se niegan a abandonar su “cunita” temporal. Vamos a repasar qué circunstancias podrían provocar este retraso a la hora de dar a luz. El consumo de ciertos fármacos sería la primera. Los antiinflamatorios o el ácido acetil salicílico (aspirina) inhiben la producción de un tipo de proteína, las prostaglandinas, que intervienen directamente en la contracción del útero. También el hecho de que seas madre primeriza puede aumentar la duración del embarazo igual que la genética, tal y como veíamos antes.

También te puede interesar

Cómo funciona el ciclo menstrual

Cómo saber si estás embarazada

 

Subido el 28/06/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionados

Videos relacionados