lainformacion.comPaternidad

Practicopedia > Categorías > Paternidad > Embarazo > Cómo distinguir las distintas etapas del embarazo

Cómo distinguir las distintas etapas del embarazo

Descubre cuáles son los cambios que experimenta tu cuerpo y tu bebé mes a mes

etapasembarazo476.jpg
Al noveno mes tu abdomen habrá alcanzado su máximo tamaño y notarás que tu bebé quiere nacer. FOTO: © Elvinstar | Dreamstime.com

08/07/2009 por: StrangeLove

La gestación es una época de grandes cambios físicos y anímicos para la mujer embarazada. El aumento de peso o del volumen abdominal, entre otros muchos, son los más evidentes. Pero los más importantes son los que se producen día tras día en su interior.

  1. 1 Primer mes.

    Si te encuentras fatigada, sufres náuseas o vómitos, el volumen del pecho te ha aumentado y descubres de repente que tienes un afinadísimo sentido del olfato… muy probablemente tu sospecha sea cierta: ¡estás embarazada! En este primer mes tu bebé es todavía un embrión pero ya durante este tiempo comenzarán a aparecerle una especie de 'botoncitos' que, más tarde, crecerán para formar los brazos y las piernas. ¿No es increíble?

  2. 2 Segundo mes.

    Puede que continúes con la náusea matutina y que la fatiga persista. Seguramente, todavía sientas los pechos sensibles y observes que los pezones y el área alrededor de ellos presentan un aspecto más oscuro. Todo es normal. Tu futuro bebé también está viviendo sus primeros cambios: se están formando las orejas, los tobillos, las muñecas y los dedos de las manos y de los pies.

  3. 3 Tercer mes.

    Si hasta ahora tuviste náuseas y vómitos, la tendencia va a ser que éstos disminuyan hasta el final de este tercer mes. Y en cuanto a tu peso, lo normal es que haya aumentado entre un kilo y medio y dos kilos. Y es natural porque al terminar este trimestre se produce el primer gran salto: tu bebé ha dejado de ser embrión para convertirse en feto. Han aparecido unas suaves uñas en sus dedos de manos y pies, y la boca presenta veinte botoncitos que serán sus futuros 'dientes de leche'. Pero lo más impactante es que, por primera vez, podrás oír los latidos de su pequeño corazón, algo que, sin duda, nunca olvidarás.

  4. 4 Cuarto mes.

    Como las náuseas han ido desapareciendo, te sentirás con más apetito pero, por otra parte, el flujo y el ardor estomacal son casi una constante. Ambos son causados por un hongo: la Cándida albicans. Tu barriga se hace considerablemente mayor. Hacia el final de este mes (16-20 semanas) tal vez sientas por primera vez a tú bebé, ya que empieza a escuchar las voces del exterior y reacciona moviéndose. Su piel es rosada y transparente.

  5. 5 Quinto mes.

    Si no te ha sucedido todavía, empezarás a sentir que tu bebé se mueve dentro de tu abdomen. Tu ombligo puede comenzar a aplanarse y a salirse hacia fuera hasta después del nacimiento. Y, además, despídete de la cintura porque tu útero empezará a subir por encima de tu ombligo que, por cierto, te picará, al igual que el resto de la tripa debido a su estiramiento. Mientras tanto, el corazón de tu pequeño late cada vez más rápido y ahora ya tiene completas las uñas de los dedos. Además, le ha crecido el pelo, las pestañas y las cejas, se chupa el dedo y duerme de 18 a 20 horas al día.

  6. 6 Sexto mes.

    A estas alturas, lo más normal es que empieces a sentirte pesada y puede que te duela la espalda. A medida que tu útero se estire, sentirás molestias en el vientre cuando estés tumbada boca abajo y de costado. Durante el sexto mes el oído de tu bebé se perfecciona y ya puede distinguir la voz del padre. Hacia el final de este trimestre se habrán formado sus papilas gustativas. Es entonces cuando, al llevarse los dedos a la boca, es capaz de distinguir el sabor dulce del líquido amniótico así como otros sabores que le llegan a través de lo que come su madre.

  7. 7 Séptimo mes.

    Llegado sétimo mes lo más normal es que los pies y tobillos se hinchen. En algunas mujeres, las estrías en el abdomen y en los pechos hacen sus primeras apariciones, al igual que las llamadas contracciones de Braxton Hicks: unas falsas contracciones de parto que no duran más de 30 segundos; hay muchas mujeres que ni las notan. Por estas fechas tu bebé se desarrolla a gran velocidad: ya puede abrir y cerrar los ojos, chupar el dedo, llora y responde a la luz y al sonido.

  8. 8 Octavo mes.

    Ya estás en la recta final. Sentirás contracciones más fuertes y observarás que de tus pechos sale un poco de calostro debido a que ya empiezan a formar leche. Además, como el bebé ocupa parte de tu caja torácica, a veces sentirás que te cuesta respirar. Y como cada vez tiene menos espacio, los movimientos en tu interior remitirán y descubrirás algo sorprendente a través de la pared de tu abdomen: la forma de un codo o de un talón.

  9. 9 Noveno mes.

    El hinchazón de los tobillos y de los pies aumenta debido al peso y te sentirás muy incómoda por la presión del feto. También pueden aparecer hemorroides, varices, anemia e insomnio. Y orinarás con más frecuencia ya que ahora tu bebé está descansando sobre la vejiga. Tu ombligo puede que sobresalga, como una pequeña protuberancia. En este mes la espera se hace eterna y estarás impaciente por ver la carita de tu hijo cuya piel ya ha madurado y ya no está arrugada. Sus pequeños pulmones y el resto de su organismo también están ya preparados para funcionar por si solos. ¡Tu hijo está dispuesto para nacer! ¿Tienes todo listo? Estos sitios te serán de ayuda en caso de dudas: http://www.elembarazo.net, http://www.mibebeyyo.com y http://www.embarazada.com

También te puede interesar

Cómo funciona el ciclo menstrual

Cómo saber si estás embarazada

 

Subido el 08/07/2009 por:

  • 0 Vídeos
  • 48 Textos
  • Total: 48

Artículos relacionados

Videos relacionados