lainformacion.comPaternidad

Practicopedia > Categorías > Paternidad > Niños > Cómo enseñar a hablar a tu hijo

Cómo enseñar a hablar a tu hijo

Acompaña tus acciones con frases y señala los objetos que nombres

madreleerhijo01_0.jpg
Madre con hijo disfrutando de la lectura conjunta. FOTO: © Vidiments - www.photaki.com

27/06/2011 por: Lunares

Son tan tiernos los primeros balbuceos de un hijo... Poco a poco conseguirás que se transformen en palabras. Aquí te proponemos algunas divertidas y educativas actividades para ayudar a tu hijo en este aprendizaje natural.

  1. 1 Tu hijo te imita.

    En los primeros años de vida, los niños absorben toda la información que les rodea y la aceptan fácilmente puesto que no tienen con qué compararla, es decir, carecen de prejuicios. Además tienden de forma innata a prestar atención a la voz humana. Como verás, las condiciones son favorables para que tu hijo aprenda a hablar.

    Sin embargo, sí hay algunas cosas que tú puedes hacer para ayudarle. Lo primero que debes saber es que tu hijo aprende por imitación y repetirá lo que te vea hacer a ti.

    Es importante que le hables a menudo y dirigiéndote a él. Debes hacerlo con frases cortas, de forma pausada, articulando bien las palabras y con un tono alegre. No olvides además hablarle en todo tipo de situaciones, así el vocabulario que escucha es más amplio. Por ejemplo, mientras te acompaña al supermercado, mientras le bañas o le vistes. Acompaña tus acciones con frases para que tu hijo las asocie. Así le dirás “vamos a poner los zapatos” a la par que se los pones o “vamos a abrochar los cordones” mientras los atas. También debes señalar los objetos que mencionas para que él relacione éstos con sus nombres.

    El contacto visual es fundamental cuando enseñes a hablar a tu pequeño. Mírale mientras le hablas para que él vea como se mueven tus labios, qué gestos haces y qué sentimientos llevan implícitas tus palabras. Recuerda que comunicarse es algo más que hablar.

  2. 2 Aprender divirtiéndose.

    Todos los consejos vistos serán más eficaces si los pones en práctica a través de actividades y juegos. ¡Deja que tu hijo se divierta mientras aprende!

    Lo más sencillo es hojear juntos un libro con dibujos. Párate en las páginas y nómbrale los objetos que aparecen. Cuando sea un poco más mayor cambia el libro por uno con fotografías. Así lograrás que los identifique con su forma real. Los álbumes familiares también resultan muy educativos. A través de las fotografías tu hijo aprenderá a conocer y llamar por su nombre a las personas de vuestro entorno.

    Y si se te da bien dibujar ¡adelante! Ésta es otra actividad perfecta. Puedes utilizar lápices de colores para trazar algunos dibujos y que el niño los coloree. Disfrazarte o montar obras de teatrillo con él también resultará muy positivo para su aprendizaje.

  3. 3 El juego de la lengua.

    Desarrollar la musculatura que interviene en la acción de hablar, es decir, la mandíbula y la lengua, es igual de importante. Podéis jugar a hacer muecas delante del espejo como estirar la boca con los dedos o repetir las vocales sin sonido. Si tú empiezas él te seguirá enseguida. También es divertido animarle a que su lengua toque la nariz, la barbilla o una oreja. Así la ejercitará de lo lindo.

  4. 4 Inventar palabras, ¡prohibido!

    Aunque parezca casi imposible no utilizar diminutivos o palabras semi inventadas cuando te diriges a tu hijo por lo cariñosas que resultan, debes evitar hacerlo. No querrás que se arme un lío con el lenguaje, ¿verdad? Por eso, llama a las cosas por su verdadero nombre, emplea términos correctos y frases bien construidas. No utilices el término “pupa” para avisarle de que puede hacerse daño ni “chicha” para referirte a la carne o los embutidos. Un pájaro no es un “pio pio” ni un perro un “guau guau”. Tampoco el chupete se llama “tete”.

  5. 5 Deja que se exprese

    Es perfecto que hables con frecuencia a tu pequeño, ya lo hemos visto, pero sin olvidarte de que para que aprenda a hablar, ¡es necesaria la práctica! Por eso, debes animarle a que se exprese, a que te explique, por ejemplo, a qué juega o que narre una historia aunque de su boca sólo salgan ininteligibles balbuceos. Escúchale con atención y paciencia mirándole a la cara. Así tu hijo percibirá que te interesa lo que cuenta. Si le paras, pones gestos extraños o le dices que no le entiendes, estarás creando una barrera y le costará mucho volver a tomar la iniciativa.

  6. 6 Me lo prometiste...

    Algo que debes tener muy en cuenta en este proceso de aprendizaje es que es muy pronto para que tu hijo pueda captar los significados sutiles que para los adultos tienen ciertas palabras. Así, será incapaz de entender todavía las bromas o los dobles sentidos. Si mientras le das un fuerte achuchón le dices “¿quién es este niño tan malo y sinvergüenza al que abraza mamá?” le estarás confundiendo puesto que tu gesto, tu abrazo e incluso tu tono de voz no se corresponden con la frase.

    Tampoco pueden aprecian el valor de una promesa. Si le ofreces leerle un cuento a cambio de que prometa que después se irá a la cama, tu pequeño te dirá sin dudarlo que lo promete. Sin embargo, luego no querrá dormirse y pedirá otro cuento. De nada vale que le digas que lo prometió y te enfades con él, ya que este concepto se le escapa todavía. Debes comprender que en su cabeza la conexión y relación de ideas funciona aún de forma diferente a la tuya. Así, si tras una pelea con un amiguito en el parque tu hijo se cae y se hace daño dirá que ha sido el otro niño el que le ha empujado aunque no sea cierto. No está mintiendo de forma consciente. Lo que ocurre es que él relaciona que se ha hecho daño a causa de la discusión y por eso acusará al otro niño. Esa es su realidad, aunque sea distinta a la de un adulto.

También te puede interesar

 

Deja tu comentario

Normas de uso

Aviso legal

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Subido el 27/06/2011 por:

Lunares
Lunares

Artículos de calidad. Moda, belleza y paternidad.

  • 0 Vídeos
  • 80 Textos
  • Total: 80

Artículos relacionadosArtículos relacionados

Videos relacionadosVideos relacionados



Compra en la Practicotienda de Practicopedia.com

Actualidad en Practicopedia.com

Descarga gratis Practicopedia.com para el iPhone