lainformacion.comPaternidad

Practicopedia > Categorías > Paternidad > Niños > Cómo hacer el 'frasco de la calma' de forma casera

Cómo hacer el 'frasco de la calma' de forma casera

Conocido como frasco o bote de la calma, es ideal para calmar las rabietas de los más pequeños.

botecalma_0.JPG

10/05/2016 por: Marta López Martínez

A veces calmar a un niño parece imposible. Para ello existe una técnica ideada por la educadora italiana María Montessori, conocida por sus revolucionarios métodos de enseñanza, orientados a que los niños desarrollen la armonía y el equilibrio, así como la responsabilidad en sus acciones. Se trata de el frasco de la calma, ¿te animas a hacer uno?.

  1. 1 Vídeo

  2. 2 Qué es

    Se trata de un bote con purpurina que ayuda a los niños a salir de su estado de rabieta y a relajarse mientras observan la caída de los brillos en un agua de color.

    Es aún mejor si puedes acompañar al pequeño con respiraciones profundas. Este método funciona mejor en niños entre 2 y 5 años.

  3. 3 Para qué sirve

    Esta técnica está inspirada en el método Montessori y además de calmar a los pequeños estimula su creatividad e imaginación.

    Según algunos estudios, la caída de la purpurina ayuda a organizar y centralizar el sistema nervioso.

    Cuando un niño está nervioso, su respiración y ritmo cardiaco va a una velocidad más rápida de la habitual, pero al ver la caída del brillo se genera un modelo visual que inconscientemente entrega una señal al cerebro para que disminuya la agitación.

  4. 4 Qué necesito

    - 1 frasco de plástico transparente con tapa.

    - 2 cucharadas de shampoo translúcido.

    - 3 o 4 cucharaditas de brillo (brillantina, diamantina) del color que quieras.

    - 1 gota de colorante vegetal.

    - Agua caliente.

  5. 5 Procedimiento

    1. Hazte con un frasco y mezcla el agua caliente con el shampoo y el brillo.

    2. Deja un espacio vacío en la parte superior del bote para que el niño pueda agitar su contenido.

    3. Puedes sustituir el shampoo con jarabe de maíz o pegamento cristalino soluble al agua no tóxico, o incluso puedes sustituir todo el líquido por aceite vegetal. El punto es tener un líquido un poco espeso para que los brillos tarden un poco más en caer y darle al niño tiempo para hallar la calma.

  6. 6 Más información:

    Si quieres más información, consulta la categoría de Paternidad . En la subcategoría de Niños encontrarás otros artículos y vídeos que te servirán de ayuda. No te pierdas los siguientes:

    - Cinco claves para garantizar el bienestar de tus hijos.

    - Cómo son los tattoos virtuales con realidad aumentada.

    - Cómo debo controlar el uso de la tecnología de los niños.