lainformacion.comPaternidad

Practicopedia > Categorías > Paternidad > Psicología infantil > Cómo saber si tu hijo es hiperactivo

Cómo saber si tu hijo es hiperactivo

La hiperactividad se caracteriza por una gran inquietud y por la falta de atención

hiperactivo_0.jpg
Los niños hiperactivos suelen tener dificultades para dormir y para concentrarse. FOTO: Thinkstock Photos.

27/09/2011 por: Fantástica

Los niños hiperactivos se mueven continuamente y suelen estar permanentemente inquietos, lo que provoca, en muchas ocasiones, el agotamiento de los padres y la continua búsqueda de una explicación para su incesante actividad.

  1. 1 Dificultades para dormir.

    Uno de los indicadores de que tu hijo puede ser hiperactivo es la alteración del sueño, ya que los niños hiperactivos suelen tener problemas para dormir durante toda la noche sin despertarse y, por regla general, se despiertan sobresaltados y alarmados.

  2. 2 Gran facilidad para distraerse.

    La mayoría de los niños hiperactivos tienen una gran facilidad para distraerse, lo que en muchas ocasiones provoca que no presten atención ni en clase ni a lo que le dicen sus padres debido a la gran facilidad con la que olvidan la tarea que están realizando para centrarse en algo que ha captado su atención.
    Además, si tu hijo es hiperactivo también le costará mucho prestar atención a una tarea que sea demasiado larga y también deberá hacer un gran esfuerzo para atender cosas concretas.

  3. 3 Actividad incesante.

    Si tu hijo es hiperactivo, seguramente tendrá serias dificultades para mantenerse sentado en una silla durante un tiempo prolongado, lo que puede provocar que tenga problemas en el colegio debido a que no podrá prestar la atención necesaria. Además, también hay muchos padres a los que les cuesta mucho que su hijo coma adecuadamente, ya que se levanta continuamente de la silla y no se acaba su plato debido a su gran actividad y a su nerviosismo.

  4. 4 Mucho movimiento.

    Los niños con hiperactividad suelen estar en constante movimiento, ya sea moviendo las manos y los pies o corriendo de un lado para otro en cualquier momento.

  5. 5 Sinceridad.

    Si tu hijo es hiperactivo, es muy posible que hable mucho y que, en algunas ocasiones, sus comentarios sean precipitados y estén fuera de lugar, ya que la mayoría de las veces no piensan lo que dicen debido a su elevado y enérgico ritmo y a que actúan demasiado deprisa.

  6. 6 No te alarmes.

    Si tienes niños pequeños que son muy inquietos y revoltosos no te alarmes, no tienen por qué ser hiperactivos. Los niños pequeños suelen ser siempre muy activos debido a su curiosidad y a sus ganas por explorarlo y conocerlo todo, pero no por eso tienen que ser hiperactivos. No obstante, si tu hijo presenta varios de estos síntomas y crees que puede tener hiperactividad, es importante que lo consultes con un médico para que resuelva tus dudas y que diga cómo debes actuar en caso de que tu hijo sea hiperactivo.

  7. 7 ¿Cómo se trata la hiperactividad?

    Dependiendo del tipo de hiperactividad que tenga tu hijo, esta se tratará de un modo u otro, bien con medicación o bien poniendo en práctica diversas prácticas organizativas y de conducta. No obstante, si piensas que tu hijo puede ser hiperactivo, lo mejor es que acudas a un especialista que pueda confirmar o refutar tu teoría y que te indique cuáles son los pasos que debes seguir.

 

Subido el 27/09/2011 por:

Fantástica
Fantástica

Fantástica por querer ayudarte de forma práctica.

  • 0 Vídeos
  • 120 Textos
  • Total: 120

Artículos relacionados

Videos relacionados